Dopaje: El ‘caso Kamila Valieva’ se enfanga aún más | Deportes

A principios de noviembre pasado, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), anunció al mundo que dado que la agencia rusa (Rusada) no había concluido aún el proceso por dopaje de su patinadora estrella Kamila Valieva, de 16 años, debería ser el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) el organismo que sancionara con cuatro años a la deportista de Kazan por su positivo por trimetazidina del 25 de diciembre de 2021. Paralelamente, e indiferentes a la reacción mundial, Kamila Valieva siguió patinando y compitiendo, aunque solo en Rusia, ya que tras la invasión de Ucrania los patinadores rusos y bielorrusos no son admitidos en competiciones internacionales, y Rusada continuó tramitando su expediente sancionador. Dos meses después, Rusada ha concluido el juicio y emitido una sentencia: la última maravilla del patinaje mundial había, en efecto, tomado una sustancia prohibida, un medicamento para el corazón, pero el tribunal consideraba que lo había hecho “sin que mediara culpa ni negligencia” por lo que ha decidido no sancionarla más que con la descalificación del campeonato ruso, la prueba en la que dio positivo en las navidades de 2021.

La AMA ha vuelto a comunicar al mundo su pensamiento y acciones sobre el case Valieva anunciando que toma nota de la absolución rusa y que espera, antes de dar algún paso, a tener en su poder la motivación completa del tribunal de Rusada para ver si está conforme con lo que dispone el Código Mundial Antidopaje. No se sabe aún, pues, si Valieva alegó que tomó el medicamento para el corazón de su abuelo sin darse cuenta, como refirió durante su proceloso proceso en los Juegos de Pekín.

Advierte la agencia mundial, sin embargo, que, conociendo como conoce todos los elementos del caso, no le extrañaría una mala práctica rusa y que no dudará en recurrir la decisión al TAS. Aunque AMA no lo explicita en su comunicado somero, la sentencia rusa paraliza el primer, e insólito recurso, de la AMA para que el TAS sancionara ya a la patinadora llamada a ser la reina de los Juegos de Pekín. Pero la paralisis podría ser solamente momentanea. Pasadas unas semanas, seguramente, la AMA anunciará un nuevo recurso por entender que eso que dice Rusada de que no hubo ni culpa ni negligencia no está muy justificado.

Antes de comenzar incluso los Juegos de Invierno de Pekín, en febrero pasado, Valieva ya era considerada su reina. Nadie podría rivalizar con la patinadora rusa, de 15 años entonces, que unía gracia, fuerza y ​​encanto en su menuda figura, y piruetas y saltos de cuatro vueltas en el aire que muy pocas podían repetir como ella. Y comenzó siendo la reina y conduciendo a su Rusia al triunfo sobre Estados Unidos en la competición por equipos. Aquel mismo día, el 7 de febrero, sin embargo, se anunció la suspensión de la ceremonia de entrega de medallas, y unas horas más tarde se anunció la razón: Valieva había dado positivo durante los campeonatos rusos del día de Navidad de 2021 en San petersburgo. El resultado solo se conoció seis semanas más tarde por diversos problemas del laboratorio de Estocolmo, que analizó su orina. Inmediatamente, Estados Unidos exigió que se despojara a Rusia de su oro en la competición por equipos y que se le entregara a sus patinadores. Como el resultado no era aún definitivo, la patinadora pudo participar en la competición individual. Ya no era la reina sino la villana, una niña de 15 años, y sofocada por la presión cometió numerosos errores. Fue curta.

El 25 de diciembre pasado, Valieva, que cumplirá 17 años el 26 de abril, compitió en los campeonatos nacionales rusos. Quedó segunda, pero después de la prueba todo el mundo hablaba solo de ella, de su vestido negro, de su look gótico de Jenna Ortega haciendo de Miércoles Addams en la película de Tim Burton, su mano y sus cicatrices negras bailando en la barandilla, que luego salta, sus gasas negras, sus largas trenzas negras, su seriedad absoluta, ni una sonrisa, sus triple axel y sus cuadruples influx y Salchow bajo la música de la Family Addams combination con el Blood Mary the Lady Gaga como una tiktoker mas. Y su entrenadora, Eteri Tutberidze, al lado.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twittero apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Comment